Claridad, Dirección y Enfoque … ¿Poder o Regalo?

Feliz Navidad!!


En este día que celebramos la víspera del nacimiento de Jesús, tengo un regalo Y estoy muy feliz porque este artículo ha sido escrito por una persona muy especial para mi, espero lo disfrutes tanto como yo.


Por: Rafael Mejia Laureano


¿Sabes lo que quieres? La pregunta por si sola parece de entrada muy fácil de contestar, sin embargo, una vez profundizas en ella, te das cuenta de que en verdad no hay una respuesta sencilla cuando estamos hablando de grandes decisiones, aunque en ocasiones la decisión entre sabores puede llegar a ser abrumadora. Si tienes una meta, objetivo o destino, debes preguntarte en primer lugar como vas a llegar hasta donde deseas, pero si no tienes seguridad sobre esto, es posible que te quedes o desvíes en el camino.

Para alcanzar tu objetivo, necesitas dos cosas. En primer lugar, debes decidir exactamente lo que deseas conseguir. OJO, casi nadie lo hace en toda su vida. En segundo lugar, debes determinar qué precio tienes que pagar para conseguirlo y entonces tomar la resolución de pagar ese precio.


El primer paso trata sobre la Claridad, y para obtenerla debes pensar profundamente sobre tu felicidad y el camino que debes transitar para ser feliz. ¿en quién te quieres convertir?, ¿qué quieres lograr a nivel personal y profesional? La respuesta a estas y otras preguntas va de la mano con una idea fija, clara y precisa del resultado que quieres obtener. Por esto, cabe decir que las metas claras con esenciales, considerando que estas construyendo tu propio futuro, y si no te tomas el tiempo para definir claramente y con exactitud lo que quieres lograr, te condenas a que tu vida transcurra alcanzando los objetivos de aquellos que sí lo hacen.


Tim Robbins en su libro “Despertando al Gigante Interior”, menciona que las decisiones que pueden cambiar tu vida tienen dos ingredientes principales que definen sus consecuencias: Dolor y Placer. Ambos resultan de las experiencias que vivimos. El reto aquí consiste en asociar el dolor a cualquier actividad o comportamiento que va en detrimento de tu desarrollo. Si en verdad haces más para evitar el dolor que para obtener placer, ¿con qué lo vas a asociar? Por poner un ejemplo, a Derek Curtis Bok, expresidente de la Universidad de Harvard, se le atribuye decir: “Si usted cree que la educación es cara, pruebe la ignorancia”. Más que la cuestión económica, la lección a considerar es el esfuerzo de aprender y salir adelante, es decir la disciplina. Otro caso sería el bajar de peso, ¿qué tal si, en vez de ver el arduo trabajo para reducir esos kilos de más, mejor piensas en el dolor que implica la diabetes o las arterias tapadas por el colesterol?


Por otro lado, la fijación de metas claras a menudo encuentra obstáculo en el temor a cometer errores. En este punto, la Dirección es una gran herramienta para tener de tu lado. Cada día es un error si no sabes a dónde vas. Puede que estés desperdiciando la mayor parte de tu tiempo para lograr las metas de otras personas. Si tú no decides lo que realmente quieres, entonces habrás decidido entregar tu futuro a los caprichos de otros, y eso es siempre un error. La perfección es enemiga de la ejecución. Si sobre analizas tus decisiones, aunque tengas una meta clara, es posible que no termines logrando mucho, por esta razón, lo recomendable es dar pasos concretos para lograr tus objetivos, iniciar el movimiento, pues es mejor estar un 80% en lo correcto que en un 100% inmovilizado. Recuerda, se pierde más por la indecisión que por las decisiones mediocres, que al final pueden ser corregidas una vez identificas la falla.


Muchas personas dan por sentado el hecho de tener una meta solo porque tienen una dirección. No confundamos Movimiento con Progreso. Como diría Tim Ferris, hacer muy bien algo que no es importante, no lo hace importante, y precisamente por esta causa es que aparte de la Claridad, que te lleva a definir una meta exacta y cuantificable, la dirección es la fuerza causada por el movimiento visto a través de las múltiples acciones que pones en marcha para lograr tus objetivos. Finalmente, el Enfoque representa la disciplina motivada por el compromiso que solo puede alimentarse de tu deseo por alcanzar tu meta, aquello que te hará feliz y te invitará a perseguir metas cada vez más audaces.


Finalmente, puedo concluir con el pensamiento de que la Claridad es Poder, y los seres humanos dentro de lo extraordinarios que son, pueden alcanzar las estrellas, y prueba de ello esta en los miles de años de historia humana, pero esto último requiere adicionalmente compromiso y determinación; o como lo planteo Napoleón Hill de forma magistral, un Deseo Ardiente por obtener lo que queremos en la vida, así que la Dirección y el Enfoque pueden verse como el Regalo que te haces al elegir la búsqueda de tu felicidad y comprometerte a conseguirla.


Los Sueños sin Metas son solo sueños, y por si solos, solo alimentan la ilusión. Te invito a reflexionar sobre tus sueños y a regalarte la búsqueda de tu felicidad, cuyo proceso en si es extraordinario. ¡¡Feliz Navidad!!

86 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo